lapon pinta / Shutterstock.com

El Louvre, al ser uno de los museos más importantes del mundo, es también una de las mayores atracciones turísticas de París. Por esta razón, su visita generalmente implica hacer una larga cola, que nos quita tiempo para disfrutar del museo.

Evitando fila, se puede recorrer el Louvre con más tiempo, algo importante teniendo en cuenta que el museo cuenta con más de 35.000 obras y más de 60.000 metros cuadrados de exposición, en donde  podrás contemplar las esculturas y pinturas más famosas, incluyendo la Mona Lisa, la Venus De Milo y demás highlights del museo. 

Hay opciones de solo billete, con lo cual ahorras la cola para comprarlo y pasas directamente a los accesos, o las visitas guiadas que tienen acceso preferente. Reunimos las opciones más atractivas para que escojas la que más te conviene:

 

 

Visitar el Louvre de noche

También existe la posibilidad de hacer el la visita al  Louvre de noche, a las 18.30hs los miércoles y viernes. Esta posibilidad tiene cierta magia: caminar de noche por los pasillos, más tranquilos y relajados. Además, en el exterior, la pirámide del Louvre queda iluminada, deslumbrante, reflejada en el estanque.

Comentarios y recomendaciones

Comentarios y recomendaciones